Google Drive (anteriormente Google Docs) y su utilidad para los traductores

Cómo bien sabreis Google Docs cambió su nombre hace unos meses a Google Drive, con este paso los de Cupertino conjugaron su servicio Docs y su servidor de almacenamiento en la nube, que en aquel entonces se encontraba en fase beta, y así nació Google Drive.

Y ahora a lo que nos atañe, ¿Qué utilidad puede encontrársele como traductores a este servicio? El potencial que ofrece es increíble desde almacenar todas nuestras traducciónes, bases de datos terminológicas y memorias de traducción en la nube y con esto tener nuestro material de trabajo siempre a salvo, a compartir algunos de dichos archivos con compañeros de trabajo o colaboradores para así hacer correcciónes o incluso alimentar una memoria de traducción entre varias personas.
La forma de fucionar de este servicio es tan sencilla como: abrirse una cuenta en Gmail, descargarse la aplicación Google Drive, la cual nos creará una carpeta en el directorio que le digamos en nuestro ordenador y dentro de ella creará una replica del contenido que tenemos en la nube así como sincronizará los archivos que introduzcamos en la carpeta local y los subirá automaticamente a la nube, y simplemente seguir sincronizados.

Por supuesto la aplicación la podemos descargar con la misma cuenta en tantos ordenadores como queramos, por si tenemos un sobremesa y un portatil o incluso un teléfono Android.

En fin, espero que os sea muy útil toda esta información y ya sabéis: “¡Al turrón!”

Anuncios

3 pensamientos en “Google Drive (anteriormente Google Docs) y su utilidad para los traductores

  1. ¡Hola!

    Lo que sería interesante es saber si podemos respetar la confidencialidad de los proyectos en servicios similares a Dropbox. De hecho, yo hace poco utilicé Dropbox con otros compañeros para un proyecto muy grande de traducción y la verdad es que nos fue genial, pero no fue algo realmente “confidencial” y por eso no había problema. En ese sentido, desde luego puedo afirmar que este tipo de servicios son un gran avance para los trabajos en equipo. 🙂 Y para mantener la contabilidad siempre a salvo, que es para lo que yo lo uso, je, je.

    Un saludo,

    Pablo

  2. Yo uso SkyDrive y es fenemenal, un poco mejor que google drive porque permite la sincronización de notas con OneNote y la edición de los documentos a través de Office Web Apps, más potente que Google Docs.

  3. Hola Pablo.

    No termino de entender muy bien tu comentario, por ello contestaré de acuerdo a lo que he entendido. La confidencialidad en Google Drive está garantizada puesto que los documentos se generan donde el editor principal decida, ya sea su propio pc o en la nube directamente. Tras esto el creador del documento decide el caracter de privacidad del archivo y si desea que este sea privado, compartido por invitación (pudiendo además decidir si los invitados pueden modificar el contenido o solo visualizarlo) y público es decir, que también será posible encontrarlo vía recuperación de información desde los diferentes sistemas como en el caso de Google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s