Documentación aplicada a la Traducción: el manual de campo

Bueno, y por fin llegó el día.

Cuatro meses de largo y arduo trabajo han dado lugar al fin de la edición, maquetación y publicación de Documentación aplicada a la Traducción: el manual de campo“. 

Se trata de una recopilación de las entradas del blog Documentación aplicada a la Traducción editado por el profesor José A. Senso del departamento de Documentación aplicada a la Traducción de la Universidad de Granada. Con esta obra se ha tratado de aportar una versión “portátil”, altamente personalizable (por el formato para el que ha sido preparada) y funcional, para que todo aquel que encuentre un recurso que considere de su conveniencia pueda llevar siempre a cuestas una copia impresa de la entrada a la que hace referencia dicho recurso.

 No ha sido un proceso corto ni sencillo, y prueba de ello son los cuatro meses de trabajo y los más que probables fallos de maquetación que aún pueden quedar por resolver (y que serán resueltos en futuras entregas). Lo que sí ha sido, es un proceso enriquecedor que me ha permitido aprender algunas cosillas sobre los tejemanejes del mundo editorial a distintos niveles y me ha parecido de lo más interesante.

Como anécdota destacaré que, cuando fui a sacar el número de depósito legal en la Biblioteca de Andalucía pude constatar que no tenía ni idea ni de que pretendía ni de como llevarlo a cabo. Mi intención era crear un registro legal que diese fe de que yo soy el creador de dicha obra, bien, con esto en mente fui a la oficina pertinente de la Biblioteca de Andalucía y allí me explicaron que el registro es una cosa y el depósito legal es otra. Básicamente el registro, se hace en la oficina de patentes previo pago de unas tasas (ni idea del precio que rondan) y nos permiten cobrar derecho de autor. Debido a que yo, ni puedo ni quiero cobrar derechos de autor (considero que la cultura debe estar al abasto de la mayor cantidad de gente posible) por esta obra,  y tras hacérselo saber la bibliotecaria que me atendió me explicó que en ese caso lo que tenía que hacer era un depósito legal.

El deposito legal simplemente consiste en: darse de alta como editor, solicitar un número de depósito legal, y una vez tenemos el número de depósito legal, imprimir cuatro copias de la obra incorporando el número de depósito legal en todas ellas y entregarlas en la biblioteca, así de sencillo. Destacar que por estos trámites no se nos cobra tasa alguna, que las copias para depósito pueden ir en cualquier formato mientras contengan todo lo que queramos dejar constante de depósito de nuestra obra, y que como depositarios solo tendremos que pagar las copias y su encuadernación.

Espero que el libro os sea de la mayor utilidad posible, y lo disfrutéis.

Anuncios

If Verso, catalogando todas las obras francesas traducidas

If Verso es un portal web de origen francés, dedicado a la catalogación de todas las obras literarias francesas que han sido traducidas. Además de en francés podemos encontrar el portal en inglés.

https://i1.wp.com/ifverso.com/sites/all/themes/custom/ifversotheme/img/en/if-verso.png

Existen varias formas de encontrar un libro o una traducción, desde la búsqueda del original en francés a la búsqueda por la lengua destino (en esta última no he encontrado catalogado el español) pasando por la búsqueda directa del ejemplar ya traducido.

En las fichas de los libros podemos encontrar: el nombre de los autores, el año de publicación, las lengua a las que ha sido traducido, grupos en la red social propia de If Verso relacionados con el mismo libro, eventos y su número de ISBN.

Y esto es todo por mi parte, os dejo bicheando, ¡A disfrutar!