Traditori, una revista de traductores para traductores

Traditori es una revista creada por traductores con la intención de contar y compartir con otros traductores y estudiantes de traducción experiencias y consejos sobre este mundo. Pero mejor que yo nos puede hablar de ello Eva María Martínez a la que tengo la fortuna de conocer y que es una de las colaboradoras de esta revista. Dicho esto os dejo con la entrevista que ha tenido la bondad de contestarme al respecto de la revista, gracias Eva.

¿Cómo surge la idea de crear Traditori?

La idea en realidad fue de Carolina López, traductora autónoma afincada en Barcelona. En algún sitio leí que el proyecto surgió a raíz de una conversación que mantuvo con un amigo suyo en una cafetería en alguna parte de Italia, pero si quieres saber la historia completa o que te cuente los entresijos del proyecto Traditori como red de traductores e intérpretes profesionales, te recomiendo que le hagas una entrevista a ella. Es muy agradable y seguro que estará encantadísima de contestarte a lo que quieras.

¿De qué habla Traditori?

Traditori intenta hablar de temas sobre los que a muchos nos hubiera gustado que nos informaran cuando estudiábamos en la universidad y que, por unas cosas o por otras, nunca escuchamos, leímos o nos dijeron.

Hemos incluido artículos que versan desde la descripción de diferentes enfoques de la profesión hasta recomendaciones de perfiles a los que seguir en las redes sociales, pasando por una sección específica para los recién licenciados, consejos para los autónomos, herramientas de trabajo, marketing, docencia, curiosidades, entrevistas a profesionales… Hemos querido que abarcara la mayor cantidad de temas posibles. Además, la lista está abierta a ampliaciones si en algún momento consideramos que puede venir bien incluir alguna sección más, y de hecho para el segundo número habrá una nueva sección (que no voy a desvelar, porque es sorpresa).

¿Quiénes conformáis el grupo Traditori?

El equipo editorial está conformado por profesionales del sector de todos los campos: traducción, interpretación, corrección, localización, testeo, docencia… incluso contamos con recién licenciados y estudiantes de máster que cuentan también con experiencia profesional y que tienen mucho que decir sobre las opciones que tienen los estudiantes nada más acabar la carrera. Como puedes ver, el abanico de perfiles de los colaboradores es bastante amplio, y gracias a eso podemos ofrecer algo completamente diferente, ya que las distintas especialidades de cada uno nos permiten movernos por temáticas de lo más variadas.

Si queréis conocernos un poquito mejor, podéis leer una pequeña biografía de todos los miembros en esta página de la web (donde aparecemos con foto incluida).

¿Qué os avala para hablar de la temática tratada en Traditori?

La propia experiencia (laboral y personal) de todos los colaboradores que, como he dicho antes, son profesionales con perfiles muy variados. Además, la revista está organizada de forma que cada uno puede aportar su granito de arena en las secciones que mejor conozca por ser su terreno de trabajo diario, de especialización o de investigación, lo que garantiza la calidad del contenido de cada uno de los artículos.

¿Cual es su finalidad?

La Revista Traditori ha nacido con el ánimo de ser una revista diferente sobre el ámbito de la traducción y la interpretación y de cubrir el vacío existente entre la formación que se recibe en la universidad y lo que en realidad es la profesión en sí. Hay un salto bastante grande y los estudiantes terminamos la carrera con demasiados interrogantes en la cabeza.

Al mismo tiempo, queríamos hacer una publicación que no solo se ajustara a las necesidades de los estudiantes, sino que también pudiera resultar atractiva a ojos de los profesionales consagrados del sector (algo que puede parecer un poco complicado porque parece que lo que interesa a los estudiantes puede no ser del interés de los expertos, pero no todos sabemos de todo). Y este pensamiento nos llevó a darle un giro de tuerca más: ¿y si la revista, además de ir dirigida a «especialistas» (es decir, gente del sector), pudiera ser una publicación accesible desde un punto de vista más general para todo tipo de público? Al fin y al cabo, con ello contribuiríamos a «educar» sobre nuestra profesión, algo que nunca está demás porque aun a día de hoy, poca gente sabe a ciencia cierta en qué consiste nuestro trabajo. Y en ello andamos: en elaborar una publicación que sea, al mismo tiempo, de interés y ayuda para el sector y más divulgativa para un público no ducho en temas traductológicos.

Y nada, que ya sabéis que podéis acceder a la revista para descargárosla o leerla en línea de forma totalmente gratuita aquí.

Anuncios