El traductor ríe

El traductor llora. El traductor siente y padece. Y si le echas agua se multiplica, clavadito a los Gremlins. Bueeeno, venga, nos ponemos en serio. Pero no demasiado. Al fin y al cabo, han terminado los exámenes y esta entrada va de humor “traductoril”. Para que luego nos hagan la fama de serios por ahí…

¿Os hacen sonreír las desventuras y percances varios de nuestra profesión? ¡A Alejandro Moreno-Ramos sí! Él es el autor absoluto de Mox’s Blog, un divertido espacio de humor por y para traductores (¡e intérpretes!). ¿El protagonista? Mox, un joven y sobradamente preparado traductor que a duras penas llega a fin de mes. Bueno, por suerte también están su tortuga Mina, su novia Lena y Calvo, un colega curtido por los golpes de la profesión. Ah, y no nos olvidemos de Pam, su malvada jefa, ni de Bill, un cliente directo que tiene muy clara (sarcasmo) la figura del traductor.

Con un dibujo sencillo, mucha ironía y unas cuantas viñetas, este traductor técnico consigue hacer reír, que no es poco últimamente. ¿Cómo se inspira para sus tiras? Tres palabras: experiencia, imaginación y sugerencias. Las de sus fans, claro, a cuyas preguntas también responde.

¡Hala, que reír todavía es gratis! Nosotros no queremos ser menos y nos despedimos con un clásico. ¿Cuántos traductores hacen falta para cambiar una bombilla? :mrgreen:

P.D. Depende del contexto. 😆

Anuncios